Somos una pareja joven, aunque tenemos más de 30 años. No somos mochileros, sino sólo viajeros. De hecho, la mayor parte de nuestros viajes transcurre por territorio nacional. No obstante, salimos fuera del país de vez en cuando. En primer lugar, ahorrar en viajes es un placer, puesto que nos permite disfrutar del ocio de forma prudente y sensata. Además, buscamos un chollo que nos permita viajar por muy poco dinero o, en su defecto, la mejor relación calidad-precio posible. Antes de adentrarnos más en el tema, escribimos algo que nos han comentado en más de una ocasión y nos parece cuanto menos curioso:

-¿Qué pasa pareja, vais de viaje?
-Sí, vamos a Palencia
-¿Tenéis familia allí?
-No, !por eso mismo vamos!

Motivaciones

Nuestro objetivo principal no es únicamente conocer gente, aunque estamos abiertos a ello. Nuestra motivación es conocer otras culturas, costumbres, cambiar de aires. También el hecho de viajar nos abre la mente y regresamos con nuevas ideas. Indirectamente, conoces más tu realidad, al contrastarla con otras. Por supuesto, también viajamos para divertirnos y desconectar de la rutina.

“No hay nada como volver a un lugar que no ha cambiado, para darte cuenta de cuánto has cambiado tú.” (Nelson Mandela) Clic para tuitear

Duración del viaje

A la hora de decidir el tiempo que vamos a estar tenemos en cuenta varios factores. Primero, lógicamente, el tiempo del que disponemos nosotros. Segundo, comprobamos la distancia que existe hasta el destino y el tiempo que se tarda en llegar. Por último, consideramos los principales puntos de interés y el tiempo que necesitaremos para visitarlos. Por ejemplo, para ver Zamora o Palencia, basta con un par de días (un fin de semana, por ejemplo) pero para visitar Barcelona lo ideal serían unos 4 días. Debemos valorar cuidadosamente la duración de nuestra salida para ahorrar en viajes.

Época del año

Además del número de días hay que considerar la época del año. No siempre buscamos un chollo independientemente de las fechas. De hecho, preferimos viajar fuera de la temporada principal, si es posible. No sólo por el evidente ahorro económico, sino porque no nos gustan las aglomeraciones. Por lo tanto, no nos gusta ir a Valencia en fallas ni a Pamplona en sanfermines. No obstante, hemos estado en Sant Jordi en Barcelona y nos ha encantado. Aunque en Barcelona siempre es temporada alta, así que no hay que pensar mucho. También tenemos en cuenta el clima; Córdoba es una ciudad preciosa pero es mejor evitarla en los meses estivales.

“El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página.” (San Agustín) Clic para tuitear

Alojamiento

En cuanto a las características de nuestros alojamientos, necesitamos unas mínimas comodidades. No aceptamos habitaciones compartidas. Como mucho baño compartido sólo si es necesario y para una o dos noches. De hecho, hemos tenido alguna experiencia no muy agradable al respecto. Vamos a pensiones, hostales o alojamientos vacacionales. En alguna ocasión, hemos ido a un hotel si tiene una buena oferta. Siempre buscando la mejor relación calidad-precio. Para ello, miramos por Internet opiniones de usuarios y contrastamos varias fuentes.

Transporte

El tema del transporte también es importante, ya que no viajamos en coche. En este caso buscamos información en la web. Para movernos por territorio nacional solemos hacerlo en autobús, pero en ocasiones es más rentable hacerlo en tren o incluso en avión. Por ejemplo, el billete de avión de Madrid a Barcelona puede llegar a costar algo menos de la mitad que el de tren AVE. Si buscamos un chollo, podemos visitar metabuscadores de vuelos baratos.

“Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”. (Henry Miller) Clic para tuitear

Alimentación

Éste es un factor a tener un cuenta y existen varias opciones. Se puede mirar por la Red cuáles son los restaurantes mejor valorados de la zona, acudir, esperar la pertinente cola y comer. O bien, ir un poco a la aventura. Nosotros optamos más por lo segundo. Sin embargo, la mayor parte de las veces acudimos a algún supermercado cercano el día de la llegada y nos abastecemos para toda la estancia. No obstante, reservamos un día para hacer una comida especial y probar alguna delicatessen de la zona. Esto, por supuesto, queda al gusto del consumidor. No es uno de los aspectos en los que más dinero nos vayamos a ahorrar en viajes, pero encontrar un sitio donde comer o cenar puede llegar a condicionarnos nuestra estancia y hacer que disfrutemos menos de la misma.

Conclusiones

En definitiva, para ahorrar en viajes hay que elaborar un presupuesto para saber cuánto dinero estamos dispuestos a gastar y considerar los principales factores, tales como el número de días, época del año, transporte, alojamiento, visitas turísticas o régimen de comidas. Si buscamos un chollo, debemos ser precavidos, pues en Internet (y en la vida) no todo lo que reluce es oro. Recuerda que para asesorarte en esto y otras muchas cuestiones, cuentas con tu blog de ahorro para la gente corriente.

“Como todas las drogas, viajar requiere un aumento constante de la dosis” (John Dos Passos) Clic para tuitear

Así es como nosotros buscamos un chollo para viajar. Compártenos tus secretos y entre todos encontraremos los viajes más económicos.

¿Te ha gustado el artículo?

1 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 5 basado en 1 votos
promedio 5,00 de 5 estrellas
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡El contenido está protegido!